MÉXICO, D.F. (apro).- El general Ricardo César Niño Villarreal, titular de Seguridad Pública en la delegación norte de Tamaulipas con sede en Nuevo Laredo, fue asesinado en el municipio de Vallecillo, Nuevo León, junto con una mujer que lo acompañaba, informó el procurador de Justicia neolonés, Adrián de la Garza Santos.

Si bien, dijo, oficialmente no ha sido identificado, se cuenta con datos “muy precisos” de que se trata del general Niño Villarreal, quien ya había sido víctima de un atentado en Linares, en el libramiento de Monterrey a Ciudad Victoria, el pasado 9 de octubre.

“Era secretario de Seguridad Pública del norte de Tamaulipas con sede en Nuevo Laredo, se trata del general Ricardo César Niño Villarreal, formalmente no lo han identificado como tal pero tenemos datos muy precisos que nos indican que pudiera tratarse de él.

“Vamos a verificar y estamos investigando qué fue lo que pudo haber sucedido, ya que esta persona normalmente se trasladaba en vehículos blindados y con escolta, y al momento de los hechos no portaba ningún arma ni lo acompañaba ningún escolta”, señaló y agregó que al parecer “no se defendió”.

Al momento del ataque, detalló, iba acompañado de una mujer y “no descartamos que pudiera ser su pareja actual”.

Los cuerpos del jefe de seguridad y su acompañante fueron hallados a la altura del kilómetro 127.2 de la carretera libre a Laredo, al interior de un Nissan Tsuru de modelo antiguo con matrícula SPR-4894 y sin reporte de robo.

En el lugar fueron encontrados más de 100 casquillos, informó el procurador.

De la Garza Santos dijo que está en contacto con la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), para compartir datos de la investigación y no descartó la posibilidad de que en algún momento el caso sea atraído por alguna unidad de esa dependencia.

Antes de trabajar en Tamaulipas, Niño Villarreal fungía como titular de la Secretaría de Seguridad de Cadereyta Jiménez, Nuevo León pero renunció luego de que ocho de sus elementos municipales permitieran que alumnos de una secundaria en Santiago se tomaran fotografías con sus armas.

1079338

Fuente: proceso