CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A medida que las autoridades estadunidenses reforzaron su presencia en la frontera sur, los narcotraficantes mexicanos tuvieron que volverse cada vez más “creativos” para ingresar sus mercancías ilícitas en el mayor mercado de drogas del mundo, por lo que incluso usaron catapultas y cañones de aire comprimido, recordó hoy el New York Times.

El periódico indicó que los agentes fronterizos estadunidenses confiscaron cerca de mil toneladas de drogas el año pasado, la mayor parte de las cuales fueron traficadas en compartimientos escondidos en los techos, puertas, tanques de gasolina, llantas e incluso los motores de los vehículos de carga.

Información: Proceso

Mantente informado en nuestras redes sociales.  

 Facebook: Puntualizando Portal 

 Twitter: @Puntualizandomx   

Instagram: @Puntualizando