CIUDAD DE MÉXICO.- La alfombra que cubría la suciedad de la FIFA fue levantada y la corrupción dentro del organismo no para de salir. En medio de las denuncias por corrupción y lavado de dinero que involucran a los principales dirigentes del futbol mundial, la justicia suiza investiga si el dinero aportado por Qatar para recibir un amistoso entre Argentina y Brasil en 2010, se utilizó para sobornar a ambos países y que votaran a favor de su candidatura en 2022.

Julio Grondona, en ese entonces presidente de la Asociación de Futbol Argentino, y Ricardo Teixeira, quien era titular de la Confederación Brasileña de Futbol, integraban el Comité Ejecutivo de 24 miembros de la FIFA, que definió, dos semanas después del amistoso, a Qatar como la sede elegida para el Mundial en 2022.

Según informó el diario inglés The Guardian, la cifra que habría pagado Qatar para el amistoso entre Argentina y Brasil se estima en más de 8.5 millones de dólares, y advierte que ese dinero, luego de salir de tierras árabes, pasó por dos empresas de Buenos Aires.

Los documentos de la investigación fueron entregados a la Policía suiza por la empresa Kentaro, durante un operativo realizado el 27 de mayo, el mismo día que se desató el escándalo y siete dirigentes de la FIFA fueron detenidos.

Ricardo Teixeira se defendió en ese contexto, asegurando que no recibió sobornos.

Información: Excélsior

Redes Pagina