Notaria Publica Cintillo ok

Brooklyn, Nueva York.- Lucero Guadalupe Sánchez, mejor conocida como la ‘Chapodiputada’, relató hoy ante un jurado estadounidense el arranque de su relación sentimental con el capo, así como su entrada en el negocio del narcotráfico por amor hacia el exlíder del Cártel de Sinaloa.

La exdiputada federal y amante de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, relató cómo vivió los momentos de persecución del capo por parte de autoridades mexicanas hasta que finalmente lo lograron capturar el 22 de febrero de 2014.

A pesar de que este pudo escapar del penal del Altiplano el 11 de julio de 2015 a través de un túnel de 1.5 kilómetros, la ‘Chapodiputada’ relató los hechos en una de las ocasiones de ese mes de febrero de 2014 que terminarían en la detención del capo.

El romance entre ambos siguió de forma intermitente entre el 2011 y ese año. Tanto así que se encontraron nuevamente el 16 de febrero de 2014, cuando ella ya era representante electa, porque Guzmán la extrañaba. La mandó buscar y llevar a su residencia en la colonia Guadalupe, un sector de Culiacán, Sinaloa.

Esa noche de febrero, no se podía imaginar que esa misma noche tendría que huir semidesnuda a través de un túnel construido bajo la bañera de la casa.

Estaba quedándome dormida cuando empecé a escuchar ruidos: muchos golpes, helicópteros, gritos. Escuché a Cóndor, uno de los secuaces de ‘El Chapo': ‘Tío, tío, nos cayeron“.

Fue entonces cuando el ‘Chapo’ se dirigió corriendo, desnudo, al baño y los cuatro, sirvienta incluida, bajaron por una escalera de madera en el hueco de la bañera.

El episodio confirma la versión del agente de la DEA Víctor Vázquez, cuyo testimonio terminó esta mañana, donde explicó una serie de operaciones para capturar al Chapo en febrero de 2014, que terminaría con su captura la madrugada del 22 de ese mes.

Era un lugar húmedo, lleno de agua y lodo”, describió, un ambiente de apenas 1.5 metros de altura, ella mide 1.52 m, en el que estuvo “suficiente para traumarme, más de una hora”.

Aquello solo fue el culmen de una relación tóxica que se inició en 2010, en una fiesta donde ambos se conocieron, aunque el ‘flechazo’ surgió un año después, cuando ella contaba con 21.

Entonces, Guzmán confió en ella para gestionar el negocio del tráfico de marihuana, ordenándola ir a la sierra de Durango (Sinaloa) a adquirir y enviarle los paquetes de droga.

Como contó ella misma, obedeció, aunque la decisión no le agradó: se dedicó a enviarle marihuana con semilla (de peor calidad),

Porque quería que se molestara conmigo y me mandara venir, pero no lo conseguí”.

La Fiscalía leyó en voz alta algunos de los mensajes que ambos se dedicaban en los que, entre declaraciones de “amor”, la futura diputada y el narcotraficante gestionaban los envíos de marihuana: debían ser de 10 kilogramos con un envío máximo de 400, que era lo que soportaba el avión del Chapo.

A pesar de que no recibía remuneración por su gestión de la hierba, ella enviaba la marihuana con símbolos determinados, como revelaron sus mensajes:

El corazón es que te amo y el 4 es que bendigo el día que viniste a este mundo”, explicaba Sánchez sobre la firma de los paquetes en sus intercambios.

Esta nota incluye información de: EFE

Mantente informado en nuestras redes sociales.  

 Facebook: Puntualizando Portal 

 Twitter: @Puntualizandomx   

Instagram: @Puntualizando