Futbol.- En el futbol europeo es común que las figuras realicen exigencias extrañas para cambiar de equipo; sin embargo, en algunos casos llegan a sobrepasar los límites, tal es el caso de Gervinho, jugador de la Roma, que incluía una isla privada entre sus peticiones para fichar con el Al Jazira, de Abu Dhabi.

Un publicación de la ‘Gazzetta dello Sport‘, revela que el trato entre los clubes iba por buen camino y se había tasado una transacción de por lo menos 13 millones de euros; sin embargo, las excéntricas peticiones del marfileño derrumbaron el tramo avanzado.

Una playa privada para él solo, un helicóptero particular, una mansión para toda su familia y un número (desconocido) de pasajes de avión para viajar con frecuencia a Costa de Marfil, fueron las demandas consideradas hasta “obscenas” por el club que pretendía hacerse se sus servicios.

Redes Paginafuente: Record