El próximo año los partidos políticos no sólo recibirán la cifra histórica de 6 mil 778 millones de pesos que les aprobó el Instituto Nacional Electoral (INE). A ese monto hay que sumar el presupuesto que recibirán en cada uno de los estados del país, por lo que realmente tendrán para gastar 11 mil 904 millones de pesos.

El INE aprobó el viernes el presupuesto que repartirá entre los partidos políticos para la elección federal de 2018; un total de 4.2 mil millones de pesos para gasto ordinario y 2.1 mil millones para gasto de campaña.

El mismo INE reconoció que se trata del presupuesto “más alto de la historia” para elecciones, aunque dijo que todo se debe a la fórmula de cálculo establecida en la Ley General de Partidos Políticos, con la que para obtener el gasto ordinario se multiplica el 65% del salario mínimo por el número de ciudadanos inscritos en el padrón electoral.

De ese monto, se entrega un 50% adicional si hay elección presidencial, o 30% si sólo hay elecciones legislativas.

Sin embargo, desde 2014, con la aprobación de la Reforma Política, esta misma fórmula aplica en los estados del país, por lo que el dinero que recibirán los partidos políticos aumenta hasta 44% considerando los recursos para gasto ordinario y para gasto de campaña en los estados con comicios locales.