Notaria Publica Cintillo ok

Ciudad de México— Las tribus internas de Morena luchan por las posiciones de poder al amparo del partido que fundó el presidente Andrés Manuel López Obrador hace cinco años.

Ayer, los senadores de Morena y del PES rechazaron la reelección de Martí Batres como presidente de la Cámara alta, en una consulta a voto de urna que, a decir del legislador, resultó desaseada por el coordinador parlamentario Ricardo Monreal.

En su lugar resultó electa la senadora tabasqueña Mónica Fernández, quien se desempeñaba como vicepresidenta de la Mesa Directiva del Senado.

“Durante meses el senador Monreal me persiguió y me combatió para sacarme de la Mesa Directiva. ¿Qué logró? Exhibirse como un político faccioso incapaz de encabezar un amplio movimiento.

“Aplicando el mismo criterio, el senador Monreal debe renunciar a la coordinación del grupo parlamentario de Morena para darle paso a una mujer”, reprochó Batres.

El legislador acusó que ilegalmente se invitó a votar a cinco legisladoras del PES, cuando se trataba de una elección de los morenistas.

Yeidckol Polevnsky, presidenta de Morena, respaldó el reclamo de Batres y criticó que se hayan modificado las reglas de la convocatoria.

“Es vergonzoso que se hagan maniobras para que en una reunión interna de Morena llamen a votar al PES y no llamen a votar al PT”, cuestionó la dirigente.

Tras las críticas, Monreal ofreció un mensaje donde apeló a la unidad del grupo parlamentario, acompañado por la próxima presidenta del Senado, Mónica Fernández, así como por la mayoría de los legisladores de Morena, como Martha Lucía Mícher, Napoleón Gómez Urrutia, Félix Salgado Macedonio y Germán Martínez.

Hoy, en el seno de la dirigencia de este partido, habrá un nuevo episodio de la lucha de las tribus morenistas, cuando se decidan los términos para renovar la dirigencia nacional en noviembre próximo.

Pese a las resistencias de Polevnsky, el Comité Ejecutivo Nacional sesionará de manera extraordinaria, para aprobar la convocatoria del Tercer Congreso Nacional de Morena, programado para el 20 de noviembre, en el que se renovarán 200 integrantes del Consejo, la presidencia y secretaría general del partido.

Además, está pendiente la resolución sobre un posible relevo en la presidencia de la Cámara de Diputados, que ostenta el legislador morenista Porfirio Muñoz Ledo.

“Si tengo mayoría seré presidente, pero la mayoría debe estar de acuerdo”, consideró ayer Muñoz Ledo.

Información: El Diario mx

Mantente informado en nuestras redes sociales.