Ciudad de México.- Petróleos Mexicanos informó que para fortalecer la seguridad en el transporte de combustibles, procesará la gasolina apta para usarse en los vehículos, en sus 77 terminales de almacenamiento y reparto previo a su entrega a vehículos automotrices e industrias.

Por su red de 14 mil 282 kilómetros de oleoductos y poliductos transportará exclusivamente gasolinas y diesel aún no terminados (no refinados).

Pemex inició con este cambio de estrategia en Tabasco; aunque el objetivo es que de manera gradual se aplique en todo el país.

Al día, Pemex Refinación procesa en sus seis refinerías mil 222 barriles de petróleo de los cuales extrae 412 mil barriles de gasolina y 286.6 mil barriles de diésel.

A pesar del cambio de estrategia en la distribución de los combustibles, la firma en que los usuarios compran el combustible será la misma, es decir en las estaciones de servicio.

Información: Milenio