Los investigadores a bordo del E/V Nautilus celebraron el nuevo año con una extraña invitada, una hermosa medusa Halitrephes maasi encontrada a una profundidad de 4,000 pies bajo el agua en el archipiélago de Revillagigedo en Baja California, México.

La medusa de tonos vibrantes parece una explosión impresionante de fuegos artificiales cuando se enciende, de lo contrario viajaría sin ser vista en una oscuridad casi completa.

“Los canales radiales que mueven nutrientes a través de la campana de la gelatina forman un patrón estelar que refleja las luces del ROV Hércules con brillantes salpicaduras de amarillo y rosa”, comparten los investigadores del equipo Nautilus. “Pero sin nuestras luces, esta belleza gelatinosa flotaría sin ser vista en la oscuridad”.

Con información de El Diario

Mantente informado en nuestras redes sociales.  

 Facebook: Puntualizando Portal 

 Twitter: @Puntualizandomx   

Instagram: @Puntualizando