Megan Flaherty, una estudiante de 17 años de Nueva Jersey, decidió llegar a su graduación en un coche fúnebre y dentro de un ataúd. Sus compañeros, atónitos, realizaron todo tipo de comentarios y bromas. Algunos de ellos calificaron a su compañera de “insensible”. 

Flaherty quiso explicar los motivos que le llevaron a aparecer así en su graduación. “Me gusta ser diferente”, aseguró al medio NJ.com. Además, la joven dijo que mucha gente no se siente cómoda al hablar de la muerte, pero que para ella es “una cosa natural de la vida”. Tanto es así que en un futuro le gustaría dirigir una funeraria y esta es la razón principal que le ha llevado a aparecer así en su acto de graduación.

Los padres aprueban la decisión de Megan. “Ella cree que es una manera honrada de ganarse la vida”, opina su madre.

Con información de Que!

Mantente informado en nuestras redes sociales.  

 Facebook: Puntualizando Portal 

 Twitter: @Puntualizandomx   

Instagram: @Puntualizando